Cómo conseguir que tu web cargue más rápido

La velocidad de una página web es de vital importancia. Una web que tiene un tiempo de carga lento disminuye su valor a los ojos de Google, lo que significa que quedas por debajo de la competencia en los rankings.

velocidad-web

Además, una web que carga muy lento también puede ser percibida como “mala” a ojos de los usuarios. Si tu página web tarda unos segundos en cargarse los usuarios pueden aprovechar ese tiempo para abrir otra pestaña, mirar su teléfono móvil o levantarse a por un café.

¡No existe garantía de que vuelvan a mirar tu web en ningún momento!

Además, ahora parece que la velocidad de carga también forma parte de un tercer frente: la efectividad del pago por clic en los anuncios.

En un artículo reciente de Search Engine Land, explicaban como una velocidad de carga lenta puede aumentar tu precio de puja en Google Adwords y también disminuir tu ranking de anuncio. El ranking del anuncio determina la relevancia de tus anuncios, lo cual significa que páginas más lentas pagan más y obtienen una “exposición” menor.

Pero… ¿qué es rápido?

¿Cómo saber si tu web es muy lenta y cómo arreglarlo? Por suerte no es algo difícil, de hecho impulsar la velocidad de una página web es uno de los cambios técnicos más fáciles de llevar a cabo.

Para empezar, veamos que implica “rápido”. Muchos dueños de empresas y página web, pondrán su url en el buscador, verán su web aparecer y pensarán… ¡no hay problema, no he tenido que esperar nada! Pero rápido, en términos técnicos significa “súper rápido”. Una duración superior a cinco segundos es inaceptable y las mejores webs cargan en sólo un segundo.

Tu tiempo exacto de carga dependerá de cómo de “grande” y “pesada” (principalmente, en cuanto a imágenes) sea tu web, pero intenta en la medida de lo posible no pasar esa marca de cinco segundos. (Puedes ver tu tiempo exacto de carga utilizando GTMetrix).

Tres arreglos simples

Hay muchas cosas que puedes llevar a cabo para acelerar la velocidad de tu sitio web, pero hay tres pasos en concreto que son bastante fáciles y suponen un gran impacto. Antes de pedirle a tu equipo que ponga la web “patas arriba”, prueba esto:

1. Optimizar imágenes. Puedes no darte cuenta de lo grande que son las imágenes porque no se ven a tamaño completo en la pantalla, pero eso no significa que el tamaño sea el adecuado para su uso web. Todas las imágenes deben ser optimizadas para web y móvil.

Un programa que te puede ayudar en esta tarea es Riot.

2. Instalar la extensión “PageSpeed Insights ”. Esta extensión desarrollada por Google te permite evaluar el rendimiento de tus páginas web y obtener sugerencias sobre cómo mejorarlo.

3. Obtener un servidor más rápido. El alojamiento web es uno de los factores que más afectan a la rapidez de carga de tu página web.

La mayoría de las empresas comienzan en servidores como GoDaddy, pero no son opciones rápidas y no valen la pena una vez que empiezas a tener un volumen de tráfico decente.

En su lugar, es mejor invertir en opciones de alta velocidad que implican un servidor o hosting en la nube dedicado.

tu-puedes-hacerlo

Análisis completo

Si quieres llevar la velocidad de tu sitio web al siguiente nivel, Google te puede ayudar a identificar muchos factores que afectan y que son fácilmente corregibles.

Google pone a tu disposición la herramienta “PageSpeed Insights” de forma gratuita. Introduce tu url y analizarán la web para verificar el tiempo de carga tanto en ordenador como en dispositivo móvil. Tras esto te ofrecerán diversas prioridades (baja, media y alta) de “arreglos” que puedes hacer, más las instrucciones para cada uno.

Ahora ya no tienes excusa para justificar que tu página web sea lenta.

Interesada en las nuevas tecnologías, internet e informática. Apasionada del SEO, trato de aprender cada día cosas nuevas. Disfruto de la lectura, un buen té con leche y me encanta viajar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *