5 básicos de SEO móvil

Hoy os traigo nuevo post con la creciente importancia de la estrategia SEO a nivel móvil, un tema que va a dividir el tráfico de búsqueda en ganadores y perdedores este 2015.

Importancia del SEO móvil

En caso de que no lo sepas, yo te explico:

  • La búsqueda es la manera en la que la gran mayoría de usuarios de dispositivos móviles encuentran contenido. (Más que a través de apps o anuncios).
  • Los anuncios de pago por clic dirigidos a usuarios móviles no son una fuente efectiva para móvil “solos” (hay que complementarlos con otro tipo de estrategias).
  • A partir del 21 de Abril, Google tendrá en cuenta si tu web es “mobile-friendly” a la hora de mostrarla en los resultados de búsqueda (en dispositivos móviles).

Ahora ya no hay duda de que el SEO móvil tiene un impacto real en el tráfico. Pero… ¿cómo se hace esto? ¿Cuáles son los puntos básicos?

PASO A PASO

El Seo móvil está basado principalmente en la funcionalidad. Ver una página en una pantalla de menor tamaño no va a hacer que esa página sea más o menos relevante en tu búsqueda, pero si la página es difícil de ver, entonces es un mal resultado. Uno de los puntos principales del SEO móvil es asegurarse de que la página se ve bien y carga correctamente.

Los puntos básicos a tener en cuenta son:

  1. El SEO móvil empieza con un buen SEO general.

Piensa en tu optimización móvil como un trabajo de construir sobre lo que ya has hecho.

Si has creado buen contenido y cultivado tus backlinks, entonces el SEO móvil normalmente implica unas pequeñas modificaciones. Pero si tienes penalización de Google o prácticas irregulares, ni toda la optimización móvil del mundo hará que estés en la primera página.

  1. Aprovecha tu sistema de gestión de contenidos (CMS).

Si estás en un sistema de gestión de contenidos como WordPress, puede que ya tengas incorporado un tema móvil que se hace cargo de los visitantes móviles. Esta es una gran ventaja. Sin embargo, ten cuidado, porque a veces nos ponemos a añadir plugins a diestro y siniestro sin tener en cuenta a los usuarios de móvil. MAL, porque esto puede producir alteraciones en nuestra versión responsive.

Analiza si tu web cumple con los requisitos en la página que Google ha creado ad hoc y corrige los errores en caso de haberlos.

  1. Separa las URLs para móviles y de escritorio.

Si tienes tu web diseñada a medida (sin un CMS), tendrás que optimizarlo para móvil por ti mismo.

Una forma de hacer esto es tener URLs separados para las dos versiones de cada página. Esto permite “empaquetar” el mismo contenido de forma correcta para cada usuario, y es, de lejos, el método preferido de Google y también de Bing.

Las direcciones URL separadas se logran a través de la anotación, ya sea en el HTML o en el  mapa de la web,

Aquí tienes las instrucciones de Google.

  1. Sigue los principios de diseño responsive. Una alternativa a separar las direcciones URL.

El diseño responsive es un enfoque sencillo para los sitios web de codificación, de manera que el HTML funciona igualmente para todos los tipos de usuarios.

La idea básica es que el HTML es fijo y el CSS (código de diseño) se utiliza para el estilo de la página desde el dispositivo que está viéndolo, es decir, se diseña pensando para cada dispositivo por separado.

La mayoría de los diseñadores web de hoy tienen capacidades de sobra para hacer un diseño responsive, pero deberías asegurarte de que tu diseñador/desarrollador puede llevarlo a cabo, sobre todo cuando modifica una web ya existente para adaptarla a móviles.

Créeme, seguro que no quieres que por dar una solución rápida, acabes perdiendo el ranking de tu página.

  1. Que no haya texto bloqueado o que no se pueda reproducir.

Google tiene una lista con errores comunes a evitar y las más comunes incluyen contenido o código que no funciona.

Asegúrate de que no estás bloqueando a buscadores para que rastreen tu JavaScript o CSS, ya que son esenciales para que un diseño responsive funcione. Si tu página está hecha en flash (a estas alturas, raro) será un problema para los dispositivos móviles y deberías cambiarla o por lo menos no usarlo para los elementos más esenciales.

A esto, hay que sumarle no usar imágenes gigantes (que hoy en día hay muchas herramientas para optimizarlas) ya que ralentizan mucho la carga en móviles y son un problema, especialmente, para usuarios con redes 3G más lentas.

Dependiendo de tus conocimientos puede que esto te parezca muy sencillo o que te esté volviendo locx. En el segundo caso, existen miles de profesionales que pueden ayudarte a tener tu web optimizada rápidamente.

Interesada en las nuevas tecnologías, internet e informática. Apasionada del SEO, trato de aprender cada día cosas nuevas. Disfruto de la lectura, un buen té con leche y me encanta viajar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *